Pies y Piernas


A veces el aparato circulatorio tiene dificultadas para retornar la sangre al corazón. Debido a este problema, la sangre se acumula en las extremidades inferiores dando lugar a varices y a piernas cansadas. Entre otras causas encontramos la edad, la genética, la vida sedentaria, el embarazo, el calor, la actividad laboral sedentaria, el sobrepeso, alteraciones hormonales, etc. Los síntomas pueden ser dolor, hinchazón, hormigueo, cansancio de piernas, piernas inquietas, pesadez, etc. Estas molestias pueden distinguirse de otras porque se agudizan al estar en reposo y con el calor, y por el contrario disminuyen al levantar las piernas y con el frío. Para mejorar esta situación es necesario hacer algo de ejercicio, cuidar la alimentación, evitar tóxicos, tomar algún complemento dietético venotónico y realizar algún masaje en pies y piernas. En esta sección ofrecemos productos para masaje que pueden ayudar a mejorar estos trastornos.

Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Si continuas navegando por el sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Mas información.