Memoria y Concentración


La falta de atención y concentración afecta sobre todo a personas jóvenes; la falta de memoria a personas mayores. Está claro que la memoria mejora con el ejercicio y el entrenamiento de la misma. Es por ello que al igual que hacemos ejercicio para mantenernos en forma, es muy eficaz ejercitar la mente. Situaciones de estrés, tristeza o demasiado trabajo, hacen que nos olvidemos de muchas cosas; simplemente por saturación, nuestra mente “desconecta”, para "respirar". El ejercicio físico y la buena alimentación también ayudan a mejorar la concentración y la memoria. Encontramos nutrientes y complementos dietéticos que ayudarán a nuestra concentración y memoria como: vitaminas del grupo B, la fosfatidilserina, el ginkgo biloba, la bacopa, la gotu kola, los ácidos grasos omega 3, etc.

Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Si continuas navegando por el sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Mas información.