Spray Bucal Ecológico de Própolis Propol-mel - 20 ml.

  • -5%
Spray Bucal Ecológico de Própolis Propol-mel - 20 ml.

DISPONIBILIDAD: EN STOCK

Popol-mel
400611
rating Ver las 2 opiniones
Valoración media: 10/10 Nº valoraciones: 2
6,94 € 7,30 € -5%
IVA incluido
UNIDADES:

GARANTÍA

EL BAZAR NATURAL

PAGO SEGURO

EN TODAS LAS COMPRAS

RECÍBELO EN 24/72 H

EN PENÍNSULA

Spray Bucal Ecológico de Própolis.

El spray de própolis ecológico Propol-mel mantiene la boca fresca gracias al eucalipto y al limón. Los aceites esenciales y el própolis ayudan a la defensa contra agentes externos. Nuestro spray bucal de própolis está certificado ecológico y no tiene gluten.

Mantiene el aliento fresco y la boca y la garganta protegidas. El spray de própolis ecológico Propol-mel está especialmente indicado en aftas bucales, irritación de la garganta, afonía, cicatrización de heridas y otras molestias bucofaríngeas.

Ingredientes: Agua, tintura de própolis propol-mel* (20%), miel*, glicerina vegetal*, aceites esenciales de limón*, eucalipto* y romero* y goma xantana. *Ingredientes procedentes de la agricultura ecológica.

Modo de empleo: se recomienda pulverizar de dos a cuatro veces en la cavidad bucal tantas veces al día como sea necesario.

El Própolis

El própolis o propóleos es una resina cérea, de composición compleja y consistencia viscosa, que las abejas elaboran a partir de partículas resinosas de diferentes vegetales y que utilizan en la construcción, reparación y protección de la colmena. Ampliamente utilizado desde la antigüedad con diversas finalidades, actualmente se investigan las acciones, efectos, y posibles usos del própolis en biología y medicina, destacando su utilización como suplemento dietético y en la industria farmacéutica.

El origen de su nombre es griego Pro (antes) – polis (ciudad). El protector de la ciudad. Las abejas recogen los brotes de los árboles exudados que mezclan con sus mandíbulas con cera y secreciones salivares. Las abejas usan el própolis para la reparación, construcción, protección y aislamiento de la colmena. Así, la colmena es uno de los lugares naturales más estériles conocidos.

Contiene aceites esenciales que lo hacen oloroso y dependiendo del origen botánico y de la época de recolección, su color varía de amarillento hasta pardo oscuro, su sabor de amargo hasta picante e insípido y su consistencia de más duro a más blando. Se recolecta mediante diferentes métodos, siendo las trampas el método menos agresivo para las abejas y el que mejor calidad ofrece.

En el própolis se han aislado más de 180 componentes. Destacan las resinas y bálsamos, que contienen flavonoides y ácidos fenólicos o sus ésteres (50%); contenidos muy variables de ceras (7.5–35%); aceites volátiles (10%); polen (5%) e impurezas (4.4–19.5%).

También contiene pequeñas cantidades de terpenos, taninos, restos de la secreción de las glándulas salivares de las abejas y, dependiendo del origen, posibles contaminantes. Los compuestos activos son los bioflavonoides que incluyen flavonas, flavonoles y flavononas. La mayoría de estudios que se realizan se centran en determinar su contenido en flavonoides y el posible uso médico de estos.

Dependiendo de la localización geográfica de la colmena y del método de producción empleado por el apicultor, la composición del própolis puede ser muy variable. Normalmente se evalúa el própolis por una prueba química que determina el número total de fenoles pero se sabe que los fenoles aislados no se pueden comparar a la acción sinérgica de todos los nutrientes del própolis en conjunto. Así, el orígen definirá claramente la calidad del mismo.

Por un lado tenemos el próplis mediterráneo de panales productores de miel de flores que es el que ofrece mayor equilibrio. Por otro lado están los própolis italianos, suizos y del este de Europa elaborados básicamente a partir de secreciones de pino (Pinus nigra). También están los própolis de Chile, Brasil y China elaborados con abejas que crecen en otro tipo de vegetación. Una colmena normal puede producir entre 80 y 400 gramos de própolis al año.

Un control de calidad mínimo para el própolis exige:

  • Estar libre de contaminantes tóxicos.
  • Contener bajos porcentajes de cera, materia insoluble y cenizas.
  • Definir su procedencia botánica para determinar el tipo de compuestos activos.
  • Tener contenidos elevados de principios activos.


Las actividades del própolis que se han estudiado hasta el momento son:

  • Antioxidante que protege de la oxidación aceites y lipoproteínas séricas mediante actividad antiradicales libres y efecto inhibidor sobre ión cuproso.
  • Antibacteriano y antifúnguico eficaz frente a la acción de muchas especies de microorganismos y hongos debido a su contenido en agliconas flavónicas y compuestos fenólicos.
  • Antivírico por su contenido en fenoles como los ésteres cafeíco y felúrico.
  • Estimulante de la inmunidad por vía oral.
  • Antiinflamatorio y analgésico también por la acción de ciertos fenoles como el ácido fenil-etil cafeíco o la kaempferida.
  • Antitóxico gracias a la galangina, otro flavonoide.
  • Remineralizante del esmalte dentario y anticaries.


La base de los productos Propol-mel es el própolis certificado ecológico. En Propol-mel adquirimos el própolis ecológico puro directamente a apicultores españoles respetuosos con la colmena, supervisando la calidad de cada lote, y procesando el própolis nosotros mismos, obteniendo un producto artesanal certificado ecológico de máxima calidad.

Los productos que Propol-mel crea:

  • Se adaptan a la normativa europea de cosmética natural.
  • Todos los cosméticos incluyen la composición INCI en nuestra lengua para proporcionar al consumidor la información real sobre nuestras formulaciones. El INCI (Nomenclatura Internacional de los Ingredientes Cosméticos) detalla la lista de ingredientes con su nombre en latín y de mayor a menor concentración.
  • Usan sólo própolis del país, procedente de apicultores respetuosos con la colmena ya que una colmena sufre estrés cuando se le exige un rendimiento superior al normal. Así se obtiene menos própolis pero de mayor calidad.
  • Contienen ingredientes de origen vegetal no modificados genéticamente y aceites vírgenes no rectificados.
  • Sólo usan aceites esenciales extraídos por arrastre de vapor, nunca fragancias obtenidas a partir de constituyentes de aceites esenciales ni perfumes sintéticos.
  • Se conservan naturalmente con la tintura de própolis, los aceites esenciales y el ácido sórbico (conservante natural alimentario). Nunca emplean conservantes sintéticos (como los muy comunes parabenos o el imidazolidinil urea, un liberador de formaldehído).
  • No usan cajas para minimizar el empaquetado y usan embalajes lo más ecológicos posible, nunca PVC.
  • No contienen colorantes, ingredientes etoxilados, siliconas, parafinas, aceites minerales, falatos, fenol y fenil y productos derivados del petróleo.
  • No contienen materias primas procedentes de animales sacrificados, ni se testan en animales.
  • No usan ingredientes que contengan talco, mercurio, aluminio, poli-etilen-glicoles (PEGs), dietanol aminas (DEAs), esteareth, ceteareth y laureth sulfatos, sodium lauryl sulfato y antioxidantes sintéticos como el butilhidroxitolueno (BHT o E-321).



La información contenida en esta web tiene un caracter informativo y/o divulgativo. No puede ser considerada en ningún caso como sustitutiva de la prescripción, diagnóstico o tratamiento médico. Si tiene cualquier enfermedad o dolencia le recomendamos que consulte con un profesional de la salud (médico, naturópata, dietista, fitoterapeuta...). Los complementos dietéticos no deben utilizarse como sustitutos de una dieta sana, equilibrada y un estilo de vida saludable. No superar la dosis diaria recomendada. Mantener fuera del alcance de los niños.

400611
Boca fresca
rating 10
Alivia las molestias de garganta y deja sensación de frescor
Buenisimo
rating 10
Buenísimo

Otros clientes también han comprado: