Descanso Nocturno


Son muchas las personas con problemas del sueño que no consiguen un buen descanso nocturno y un sueño reparador. Debemos dormir unas siete u ocho horas diarias; cuando pasamos una mala noche o encadenamos varios días sin descansar bien, las consecuencias se hacen patentes en nuestro organismo en aspectos tan básicos como: fluctuaciones en el estado de ánimo, aumento de la irritabilidad, disminución de la capacidad de atención y concentración, mayor pesimismo, aumento de la fatiga psíquica y física, aumento de estrés y ansiedad, cansancio, etc. Este tipo de dificultades afectan a nuestra calidad de vida, aumentando el riesgo de padecer muchos trastornos y/o enfermedades. Para dormir bien debemos evitar el consumo de cafeína o teína, cenar dos horas antes de acostarnos, evitar siestas prolongadas, mantener unos horarios de sueño regulares, mantener un ambiente adecuado de temperatura, luz y ruido en la habitación, etc. En esta sección encontrarás complementos dietéticos que te ayudarán a conciliar el sueño y a tener un buen descanso nocturno como melatonina, amapola de California, valeriana, melisa, pasiflora, triptófano, etc.

Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Si continuas navegando por el sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Mas información.