Descanso Nocturno


Son muchas las personas con problemas del sueño que no consiguen un buen descanso nocturno y un sueño reparador. Debemos dormir unas siete u ocho horas diarias; cuando pasamos una mala noche o encadenamos varios días sin descansar bien, las consecuencias se hacen patentes en nuestro organismo en aspectos tan básicos como: fluctuaciones en el estado de ánimo, aumento de la irritabilidad, disminución de la capacidad de atención y concentración, mayor pesimismo, aumento de la fatiga psíquica y física, aumento de estrés y ansiedad, cansancio, etc. Este tipo de dificultades afectan a nuestra calidad de vida, aumentando el riesgo de padecer muchos trastornos y/o enfermedades. Para dormir bien debemos evitar el consumo de cafeína o teína, cenar dos horas antes de acostarnos, evitar siestas prolongadas, mantener unos horarios de sueño regulares, mantener un ambiente adecuado de temperatura, luz y ruido en la habitación, etc. En esta sección encontrarás complementos dietéticos que te ayudarán a conciliar el sueño y a tener un buen descanso nocturno como melatonina, amapola de California, valeriana, melisa, pasiflora, triptófano, etc.